Plantas aromáticas

Anís verde

Hildegarda

 

El anís verde es más frío que caliente y no es muy útil al hombre porque su jugo es fuerte. Sin embargo, se pueden llevar atados sin cesar al cuello: así, no se podrá ser víctima de la evocación de los demonios, de las fórmulas mágicas, de los hechizos que no son operados ni por una comida ni por una bebida.

Uso moderno permitido:

  • dolor dispéptico con espasmos gastrointestinales
  • hinchazón
  • flatulencia
  • catarras de las vías respiratorias superiores

 

 

Volver